#SeguíCuidándote en medio de la pandemia

Publicado: 24 Jun 2020

Hay patologías que solo se pueden detectar de forma temprana en el control oftalmológico y, otras cuyo tratamiento no debe discontinuarse. También hay síntomas que deben ser consultados con urgencia. 

Con el hashtag “#seguícuidándote” hemos estado aconsejando a los pacientes en redes sociales no descuidar su salud ocular en medio de la pandemia Covid-19. El foco de las publicaciones ha sido la prevención y la detección temprana de patologías que producen daños irreversibles en la visión, y la importancia del control y el tratamiento ininterrumpido de las ya diagnosticadas.

¿Qué es una urgencia oftalmológica?

  • La pérdida brusca de la visión.
  • Ojo rojo y con dolor persistente.
  • Visión doble repentina.
  • Dolor ocular profundo acompañado de pérdida de la visión, cefalea frontal o náuseas.
  • Traumatismo o quemadura química en el ojo.
  • Un cuerpo extraño en el ojo.

¿Por qué es importante el control oftalmológico aún en cuarentena?


Glaucoma

Es una enfermedad silenciosa que en primera instancia no presenta síntomas, pero que luego produce daños irreversibles en la visión. Generalmente es un hallazgo del oftalmólogo y por eso su prevención es tan importante y simple a la vez: realizar al menos una visita oftalmológica anual en la que el médico tome la presión intraocular y examine el nervio óptico a través de un fondo de ojo.

Si el glaucoma ya fue diagnosticado, es importante realizar una consulta en el corto plazo si:

  1. La presión ocular dio por encima de 25 en el último control.
  2. Hay indicación de láser por ángulo estrecho.
  3. El glaucoma es avanzado y hay gran deterioro del campo visual.
  4. Hay indicación de cirugía para glaucoma.
  5. El tratamiento presenta efectos adversos.

Maculopatías

Los síntomas pueden ser imperceptibles al principio. Por eso, es muy importante realizar la visita oftalmológica anual en la que el médico examine la retina través de un fondo de ojo.

Si el diagnóstico de maculopatía ya fue realizado y se está en tratamiento, es muy importante continuarlo. Su suspensión o variación no autorizada por el médico oftalmólogo puede producir un daño irreversible en la visión.


Retinopatía diabética

Produce daños irreversibles en la visión y no suele presentar síntomas hasta que se encuentra avanzada. Afecta a los pacientes que tienen diabetes y su incidencia aumenta con la edad. Es fundamental que los pacientes con diabetes hagan un control oftalmológico anual en el que el médico realice un fondo de ojos. 

Al igual que las demás patologías de retina, produce una disminución gradual de la visión si no es tratada de forma adecuada. 


Afecciones de córnea y trasplante

El queratocono es una enfermedad progresiva y comenzar su tratamiento de manera temprana previene problemas irreversibles en la visión.

Todos los pacientes que hayan recibido un trasplante de córnea en el último año deben asistir al control con su oftalmólogo. De esta manera, se evitan problemas con puntos, y se controla la presión ocular y el estado del trasplante.

A su vez, es necesario realizar una consulta si se presenta un herpes corneal, una sequedad ocular severa, una rosácea ocular o si se es usuario de lentes de contacto y aparece una infección en la córnea.