Salud visual para la educación

Publicado: 19 Nov 2019

Luego de la etapa de capacitación docente del programa Ver para Aprender en escuelas de Villa Constitución (Prov. de Santa Fe) y La Tablada (Partido bonaerense de La Matanza), hemos realizado la visita oftalmológica para examinar la visión de los niños de los primeros grados.

Con el apoyo de la Fundación Acindar hemos logrado acercarnos a estas escuelas y llevar el programa a 1555 alumnos de 19 instituciones educativas y 4 hogares. Además de recibir educación en salud visual, 273 chicos fueron evaluados por médicos oftalmólogos y 51 de ellos fueron derivados para que reciban la atención médica que necesitan. Más aún, con esta colaboración y la de Optitech 113 estudiantes recibirán su par de anteojos gratuito antes de fin de año.

Este resultado contribuye con la realidad detrás del lema de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Día Mundial de la Visión de este año: “Visión Primero”. Esta iniciativa busca generar conciencia sobre el hecho de que más de mil millones de personas en el mundo no pueden ver bien porque no tienen acceso a anteojos. 

c484e708-f38a-4be5-9582-7a2ee6b62153-480x640 Salud visual para la educación

¿Qué es Ver para Aprender?

Es un programa de la Fundación Zambrano dirigido a escuelas con alta proporción de niños con necesidades básicas insatisfechas (NBI) y se basa en una premisa fundamental: un niño que no ve bien es un niño que no aprende bien.

Consta de cuatro etapas:

  • En la primera, los docentes de la escuela elegida son capacitados para la toma de agudeza visual para luego clasificar distintos problemas visuales en niños. 
  • En la segunda etapa, los docentes trabajan en sus aulas con el Manual Ver para Aprender conceptos sobre el ojo, la visión y sus problemas. A su vez, realizan un primer examen para detectar a aquellos niños que podrían presentar problemas visuales.
  • En tercer lugar, un equipo de médicos de la Fundación visita la escuela para examinar en profundidad a los alumnos que han presentado problemas en el examen básico. Así se determina quiénes precisan anteojos y, eventualmente, tratamientos de mayor complejidad.
  • Finalmente, más tarde se entregan los anteojos sin costo a los niños que los necesiten.