< Volver al listado

Glaucoma

 

QUÉ ES

El glaucoma es una enfermedad silenciosa, que en una primera instancia no presenta síntomas. En ella, el incremento de la presión intraocular daña irreversiblemente el nervio óptico, encargado de enviar información visual desde la retina hasta el cerebro. El glaucoma puede conducir a la ceguera, especialmente en personas de edad avanzada, pero puede controlarse si es detectado y tratado a tiempo.

CÓMO SE DETECTA EL GLAUCOMA

Los exámenes periódicos por parte de un médico oftalmólogo son la mejor manera de detectar el glaucoma. Son necesarias las siguientes pruebas:

  • Medición de la presión intraocular (tonometría)
  • Inspección del ángulo de drenaje de los ojos (gonioscopía)
  • Evaluación de los daños en el nervio óptico (oftalmoscopía)
  • Prueba en el campo visual de ambos ojos (perimetría)
  • Tomografía de Coherencia Óptica (OCT). Este estudio utiliza una luz infrarroja para medir la capa de fibras nerviosas que podrían haberse dañado por la presión ocular producida por el glaucoma. Es de fundamental importancia para detectar la herida antes de que perjudique al campo visual y sirve tanto para su diagnóstico como seguimiento.

CÓMO SE TRATA

Cuando la enfermedad se detecta a tiempo, puede controlarse a través de gotas, láser o cirugía.

Gotas: la aplicación regular de colirios especialmente diseñados para disminuir la presión del ojo, reduciendo la producción de fluido acuoso dentro del ojo o mejorando el flujo por el ángulo de drenaje.

Láser: se emplea desde hace mucho tiempo para tratar esta patología.  Actualmente existen diferentes tipos de procedimiento láser, que se emplean de acuerdo con el tipo de glaucoma a tratar y el avance de la enfermedad.

Cirugía: hay casos en los que el oftalmólogo debe recurrir a este método para controlar la presión. De acuerdo con la complejidad del caso decidirá realizar una trabeculectomía (cirugía tradicional para drenar el humor acuoso, que se encuentra entre el cristalino y la córnea) o colocar un dispositivo de drenaje denominado válvula de Ahmed.

Si Ud. considera que es candidato para solicitar este tratamiento, no dude en consultar con un especialista.

Solicite su turno online Solicitar