< Volver al listado

Desprendimiento de retina

 

QUÉ ES

Cuando en el vítreo existe una cicatrización anormal, un tejido fibroso o una hemorragia, la retina puede ser atraída hacia el interior del globo ocular, y desprendida de su posición normal. Cuando la retina se separa de la capa que la nutre –la coroides- empieza a flotar en el humor vítreo y deja de funcionar. Si no se trata a tiempo, esta enfermedad puede conducir a un deterioro importante e incluso a una pérdida completa de visión. Puede aparecer en personas de cualquier edad, aunque generalmente ocurre en adultos mayores de 30 años.

Síntomas

En general, el desprendimiento de retina presenta únicamente síntomas visuales, sin dolor o molestias de otro tipo. Algunos síntomas en la visión pueden ser:

  • Una sombra o defecto de la visión, muchas veces descrito como una cortina negra en el campo visual
  • Destellos luminosos y moscas volantes (miodesopsias)

Cómo se trata

Los desprendimientos de retina no tienen una única causa, aunque en la mayoría de los casos el vítreo es el responsable; puede producir tracción sobre la retina y generar una rotura o el desgarro de esta.

Si dicha rotura no se sella con láser a tiempo, el líquido puede filtrarse por debajo de la retina y desprenderla. Una vez que la retina se ha desprendido, el tratamiento es necesariamente quirúrgico. Existen dos opciones para volver a aplicar la retina: cirugía tradicional (donde se coloca una banda flexible que reacomoda la retina en su posición normal) o vitrectomía (donde el cirujano extrae y reemplaza el vítreo enfermo del ojo).

La vitrectomía
En la mayoría de los casos la solución suele ser una cirugía de vitrectomía: a través de pequeñas aberturas laterales, el cirujano succiona una parte o la totalidad del vítreo, lo extrae y lo reemplaza con líquido, gas o aceite de silicón.

Si Ud. considera que es candidato para solicitar este tratamiento, no dude en consultar con un especialista.

Solicite su turno online Solicitar